Navidad 2017.

Publicado por & archivado en Lo que aprendí con el mandil puesto.

IMG_3143

El tener que decidir entre dos lugares para celebrar el 24 y 25 de diciembre era y sigue siendo causa de angustia y discusión para algunas familias.  Por eso acordé con mi marido, en nuestra primera Navidad como esposos, que sería la tradición de los Hollmann -Medina, pasar la Navidad solos. Solos él y yo… Read more »

LA HISTORIA (3era parte)

Publicado por & archivado en Lo que aprendí con el mandil puesto.

13082508_10154154429299595_2523690347940661948_n

Habíamos vivido y trabajado en Vancouver. Pasamos 8 meses paseando Europa, mochilas al hombro, y recién veníamos de manejar un restaurante en Cancún, donde vivimos 3 años. Ya en Mérida, Ralf trabajaría en el negocio a su medida: Diseño por Computadora (era 1991 y no había nadie que hiciera esto en Mérida). Todo iba bien,… Read more »

La Historia (segunda parte)

Publicado por & archivado en Lo que aprendí con el mandil puesto.

d9b5410b-b335-4a72-bd0c-6e7ac68c2538

Heidi. Se llamaba como mi heroína infantil. Y antes de que empieces a sacar las fechas, aclaro que mi Heidi no vino de una caricatura, si no de las páginas del primer libro que mis papás me regalaron una Navidad.  La Heidi que había engordado a mi galán, tenía dos hijos adultos que veía poco,… Read more »

La Historia (1a parte)

Publicado por & archivado en Lo que aprendí con el mandil puesto.

escena5

A menudo, mucha gente me dice cosas como: “Yo quisiera un negocio como el tuyo, pero uuuh….” “Me gustaría comenzar un negocio pero…no tengo dinero” “primero terminaré una maestría y después abriré un negocio”  Así que me gustaría mucho compartir, otra vez, la historia de Kukis by Maru, con un poco más de detalle, y tal… Read more »

Señor, Señora.

Publicado por & archivado en Lo que aprendí con el mandil puesto.

cover_23aniversario-ok2

Cuando tenía 18 años, fui a pasar una temporada a la Ciudad de México con mi tía, la menor de las hermanas de mi papá, que entonces comenzaba una exitosa carrera como cantante con el nombre de María Medina. A su casa llegaban invitaciones para diferentes eventos y un día me fijé en una muy… Read more »