¿Cómo encontrar un trabajo que te apasione?

Hace uno años, leí que Canadá tenía la “clase media” más rica del mundo. Nunca he creído en las clases sociales, sin embargo, es una realidad que las diferencias económicas existen y llamó mi atención que alguien con un sueldo promedio en Canadá, pudiera tener no solo riqueza en su salario, si no que una calidad de vida que es considerada alta.

No indagué mucho en esto hasta que viví en Canadá por unos años. Después de tocar varias puertas y trabajar gratis por un periodo considerable de tiempo, conseguí oportunidades de trabajo -en publicidad- que me permitieron experimentar la vida laboral ahí.

Esto me llevó a cuestionar, ¿qué diferencia hay en el estilo de vida de una persona trabajando en el primer mundo a una en México? -y aunque no tengo la respuesta aún, mucho tiene que ver con que nuestra economía y por consiguiente, salarios, no son tan competitivos como los de esos países pero, ¿y qué hay con la calidad de vida que no tiene que estar meramente ligada con ganar miles y miles de pesos? si no con los horarios , con sentir libertad de tiempo y con cosas simples como no odiar los lunes -porque en Canadá y otras partes del mundo, también hay gente que odia su trabajo y los lunes.

Encuentro que no tiene mucho que ver con el país, si no la empresa en la que trabajas y la forma en la que buscas trabajo. Si hacemos a un lado los salarios -que sí, son importantes, pero no son el tema de esta conversación- y hablamos del resto de los componentes que hacen de un vida, una de alta calidad, una y uno, tiene que encontrar qué es eso a lo que le das más valor y asegurarte de que la empresa en la que trabajarás, comparta esos valores.

Se nos ha enseñado que se debe agradecer cualquier oportunidad de trabajo que tengamos, pero raramente se nos enseña que la búsqueda de un trabajo es similar a la búsqueda de una pareja. Uno no le dice que sí a la primera persona que se le pone en frente, y lo mismo debiera ser con un trabajo, no porque hay una vacante vas a ir a meterte.

Si la empresa no comparte tus valores, pronto te encontrarás subiendo posts de odio porque mañana es lunes o de felicidad porque mañana es viernes.

El trabajo es el lugar en donde más tiempo pasamos, decidir en dónde vamos a pasar todo ese tiempo, debe ser una proceso muy cuidadoso.

Encuentra eso que te apasiona y hazlo tu profesión…muchas y muchos nos saltamos la parte previa a encuentra, de repente nada mas encontramos una vacantes y aplicamos. Y contadas son las veces que buscamos esa vacante, que investigamos las opciones de lugares en los cuales nos gustaría trabajar y una vez enfocándonos en solo buenas opciones, encontrar una oportunidad de trabajo que pudiera darte más vida.

Sí, muchas veces trabajamos en lugares que solo nos sirven para pagar la renta, para poder terminar de estudiar, para pagar ese viaje que tanto anhelamos, pero una vez que eso se cumpla, busca algo que realmente te haga sentir emoción porque estás contribuyendo a algo que te entusiasma.

Yo aplicaba a cuanta vacante de publicidad encontraba en Montreal, y el reflexionar acerca de lo mucho que me molesta la idea de vender productos en los que no creo, como el cigarro por ejemplo, me hicieron llegar a la conclusión de que algo estaba haciendo mal. En ese entonces, hice una lista de las cosas que sí me entusiasmaban y que sin problema podía hacer hasta gratis, con esto, me di a la tarea de buscar los lugares que pudieran satisfacer laboralmente estas necesidades y sin esperar mucho, lo encontré, un lugar que para mi opinión, se podía llevar sin problema el premio de mejor lugar para trabajar en la ciudad -hasta mi perro podía llevar a la oficina (posiblemente esto para algunas y algunos sería un punto negativo, y esa es la belleza de las diferencias, cada quien forma parte de un grupo especial) y la única publicidad que hacía, era para difundir la educación por un mundo con equidad, algo que haría hasta gratis.

En México hay también lugares increíbles para trabajar, pero estamos a veces ocupadas y ocupados romantizando la idea de una vida Godínez y de normalizar el disgusto por el trabajo, que perdemos de vista que está en nuestras manos tener el tipo de vida de “9 a 5” que queramos.

Pero ¿y qué tiene que ver esto con Kukis?…bueno pues, continuará.

Nerea