LA HISTORIA DE KUKIS BY MARU

Maru de Mérida y Ralf de Vancouver se conocieron y enamoraron en 1980 mientras viajaban con Viva la Gente. Ralf venía a Mérida a visitar a Maru y un verano la convenció que sería divertido vender galletas en la feria de la playa. Ambos se pusieron sus mandiles y comenzaron a hornear. Como la galleta favorita de Ralf era la de Chocochip, esa fue la primera que sacaron a la venta, ¡y causaron sensación! En 1984 Ralf y Maru se casaron.

Cuando se anunció la apertura del primer centro comercial en Mérida, Maru decidió abrir la primera tienda de galletas gourmet del Sureste. En mayo de 1994 se inauguró Kukis by Maru en la Gran Plaza. Desde entonces los aromas de chocolate, mantequilla y canela siguen atrayendo a chicos y grandes a esta icónica tienda.

Desde el inicio Maru quiso crear un producto que, al recibirlo, te hiciera sentir que recibiste el mejor regalo del mundo, que eres el más querido, la más consentida. Y, al regalarlo, te hiciera parecer ante todos como la persona más espléndida y cariñosa de todas, el más apapachador, la más consentidora.

Ahora son varios los puntos de venta Kukis by Maru. Todos son surtidos desde un centro de producción donde los Kuki Bakers, entrenados por Maru, preparan todos los días ¡los más deliciosos productos horneados!

Y Ralf sigue enamorado de Maru y sus deliciosas galletas.

 

EL SENTIR QUE NOS MUEVE

 

Kukis by Maru es una empresa yucateca con inspiración extranjera, que se caracteriza por su excelente atención al detalle para crear una experiencia integral entre la clientela, mientras ofrece su producto principal:  el sentimiento de apapacho.